DESCARGA TU GUÍA! Mujer bella y saludable Suscribeme ahora

Consejos para tratar la adiposidad localizada

Compártelo ahora!

Muchas personas se preocupan frecuentemente por la acumulación de grasa en el cuerpo y las cuestiones de estética. Sin embargo lo más importante que debemos considerar respecto a la acumulación de grasa es el cuidado de la salud.

La grasa subcutánea y la grasa visceral, son unas de las más complicadas de tratar, ya que se extienden por el cuerpo y, para eliminarla, se necesita reducirla en conjunto. No obstante, existen algunos consejos que, te ayudaran a conseguir eliminar la grasa resistente. Te contamos lo que debes hacer y lo que debes dejar de hacer para bajar de peso de manera rápida y eficaz.

Diferencias entre grasa subcutánea y grasa visceral

La grasa subcutánea es la que se aglomera allí debajo de la piel. Es esa grasa que aporta un aspecto blando a nuestro cuerpo y, cuanto más de esta grasa, más blandos o “fofos” nos vemos. Esto hace que se trate de una grasa antiestética. Por otro lado, la grasa visceral es la que se acumula por debajo de los músculos, entre las vísceras. Esta grasa no se puede sentir directamente como la grasa subcutánea, pero es en realidad más peligrosa, ya que afecta directamente a los órganos internos, por lo que tiene implicaciones en nuestra salud aún mayores.

Cómo quemar la grasa resistente

Una cosa que debemos tener en cuenta es que tendremos que hacerlo en su conjunto. Es decir, no es posible eliminar la grasa por zonas (salvo mediante cirugía o tratamientos invasivos). Por ello será necesario tomar algunas medidas que nos ayudarán a quemar la grasa en su conjunto, lo que se traducirá en una reducción de la grasa subcutánea y de la grasa visceral de todo nuestro cuerpo.

 

Ejercicios físicos para eliminar la grasa subcutánea

Lo que debemos tener en cuenta para eliminar la grasa resistente es que la forma que tiene el cuerpo de eliminarla es “quemándola”. Osea, la grasa es combustible que nuestro cuerpo consume para aportar energía a los órganos y tejidos de nuestro organismo.

Por ello, uno de los primeros aspectos a tener en cuenta es que es necesario realizar actividad física diaria. En este sentido, es más importante que se haga de forma diaria y continuada.

Respecto al tipo de ejercicio, los ejercicios aeróbicos como nadar y correr son perfectos para esta función. Sin embargo, es importante no descuidar los ejercicios de fuerza, aquellos destinados a ganar masa muscular. Al tener mayor masa muscular, nuestro cuerpo va a consumir más calorías.

Consejos sobre la dieta para eliminar la grasa subcutánea y visceral

Aunque el ejercicio es una parte fundamental para eliminar la grasa, no podemos dejar de lado la comida. Todo lo que ingerimos influye en nuestro cuerpo y, si comemos mal, la acumulación de grasa va a ser mayor. Una de las cosas que debemos tener en cuenta es que, solo con el ejercicio, no vamos a conseguir quemar la grasa resistente de nuestro cuerpo. Es decir, será necesario llevar a cabo una dieta hipocalórica que reduzca la ingesta de calorías y que, en combinación con el ejercicio, nos permita eliminar el exceso de grasa.

Existen muchas dietas hipocalóricas. Pero, si quieres resultados, acude a la consulta de un nutricionista para que evalúe tu caso particular y diseñe una dieta hipocalórica personalizada. Además, acudir a un profesional te ayudará a aprender a comer sano y de forma equilibrada, dos elementos importantes que suelen estar detrás de problemas como el sobrepeso o la obesidad.

Compártelo ahora!

Comentarios

comentarios