Desde los tiempos más antiguos a las mujeres les ha preocupado mucho el tema de la belleza. Tener una piel radiante y un cabello abundante es el deseo